Archives en mayo 2020

EXCELENCIA EN LA FORMACION PASTORAL

Son muchas las demandas y necesidades en la formación de los pastores. El mundo continúa cambiando vertiginosamente. La abundancia de información en la internet causa que los pastores y nuestra gente reaccionen de diferentes y variadas maneras en respuesta tal situación. De igual forma, los seminarios continúan siendo afectados por el exceso de información de nuestro tiempo, lo que genera la inquietud de desarrollar una capacidad de discernimiento mucho más aguda que antes. Tal parece que la necesidad más grande de hoy no es adquirir conocimiento, sino más bien la capacidad de discernir qué es lo que conviene retener o desechar en el proceso de formación ministerial.

Estamos arribando a la tercera década del siglo XXI y en este tiempo la información será mucho más abundante que en el pasado. Ante esta situación se necesita una docencia que sea capaz de manejar el equilibrio entre lo que conviene o no conviene retener en nuestras aulas, sean estas presenciales o virtuales. Esto último demanda mucho cuidado en la elaboración del currículo y mayor rigurosidad en la formación académica de los pastores. Es probable que estemos a punto de plantearnos una supervisión más participante en la calidad de nuestra docencia.

Oficina, Negocio, Contador, Contabilidad, Portátil

Nuestra educación también debe mostrar credibilidad académica. Para lograr este objetivo la iglesia y las instituciones teológicas deberán invertir inteligente y responsablemente más recursos en la formación de los docentes. Vivimos en un tiempo donde proliferan instituciones falsas que ofrecen diplomas con títulos grandes, pero sin ningún respaldo académico. Algunos de nuestros pastores son víctimas de esa trampa debido la necesidad de un título que ofrezca credibilidad a su gestión ministerial. Esa falta de acreditación es obvia, pero la situación se complica cuando a esas personas se les permite enseñar en nuestras instituciones. 

Nuestros pastores son el mejor ejemplo de la calidad de nuestra educación teológica. Acá está la fórmula para medir el éxito o el fracaso de nuestra instrucción educativa. Un pastor que se formó en nuestras aulas debería ser capaz de mostrar lo que aprendió, en el mismo campo de la práctica. En referencia a esto último se puede decir que, a mayor tiempo y nivel de formación, mayor eficiencia debería observarse en el ministerio de nuestros egresados. Por supuesto, también está el problema de que algunos egresados del seminario no son tomados en cuenta por sus líderes. Algunos supervisores optan por quitarles el apoyo y los dejan en el aire, desaprovechando así un buen recurso que podría contribuir con el mejoramiento del perfil pastoral de su territorio.

La Oración, Biblia, Cristiano, Manos Juntas, Religión

Aquí también hay que agregar que, para mantener un perfil pastoral saludable, necesitamos practicar nuestros principios doctrinales, teológicos y ministeriales tal y como lo enseña nuestra fe pentecostal. Sin duda, para continuar creciendo y expandiendo nuestro su radio de acción nuestros pastores necesitan observar las prácticas espirituales que hacen a nuestro movimiento efectivo en la comunidad. Por estas y otras razones, reconozcamos las necesidades de nuestro tiempo, seamos sabios y entendidos al replantearnos el tipo de formación más adecuado para nuestros estudiantes y mantengamos vivas las enseñanzas pentecostales en nuestra formación de pastoral. Esto es parte de nuestro compromiso con la excelencia educativa.

Dr. Donald García | Director Académico

Felicitaciones al Doctor Donald García, Director Académico de SEBIPCA.

Este día ha defendido su disertación doctoral con éxito, frente a un Comité de Examen del Pentecostal Theological Seminary en Cleveland, Tennessee. El título de la disertación “Misión Integral y su Incidencia en la Mayordomía Responsable del Medio Ambiente”. Este estudio contribuye significativamente al cuidado de la creación y el medio ambiente, por parte de la iglesia.

El supervisor del proyecto fue Dr. Ricardo Waldrop y su segundo supervisor fue el Dr. David Munguía. En SEBIPCA celebramos el triunfo de nuestro Director Académico y oramos para que el Espíritu Santo le guíe sabiamente en sus funciones administrativas de la educación.

El Dr. Donald García ha servido en diferentes capacidades en esta institución de la Iglesia de Dios y lo ha hecho con mucha dedicación y eficiencia.

El Dr. García está casado con la M.A. Any Marroquín. Tienen dos hijas Nahomi y Grace. Como familia los García han bendecido a la Iglesia de Dios en Guatemala y especialmente a toda la comunidad sebipcana que hoy celebra este triunfo.

¡Congratulaciones Dr. Donald García!

Conectando a la Iglesia con el Seminario

Es muy común escuchar que la misión del seminario es servir a la iglesia. La expresión suena bien y parece alentadora; no obstante, a la hora de evaluar la relación entre la iglesia y el seminario nos damos cuenta de que ese objetivo no es tan fácil de lograr. En algunos casos, más bien pareciera que en vez de una relación de cooperación lo que hay es una rivalidad que genera desconfianza. Cuando eso sucede se pierde el objetivo del seminario y la iglesia se queda sin su mejor aliado para la preparación de sus pastores.

La clave para que haya una buena relación entre el seminario y la iglesia es mantener un balance saludable entre la academia y el ministerio. La iglesia debe reconocer el valor de la institución teológica y apoyar su misión en todo sentido. Por su parte el seminario debería honrar a la iglesia y servirla con la mejor de sus capacidades. Cuando se establece una relación de mutuo respeto ambas entidades progresan y el crecimiento se puede observar a simple vista.

En todo caso, es la iglesia la que determina el rumbo del seminario. Es esta la que selecciona a su liderazgo y, en última instancia, la que influye seriamente sobre el contenido académico y teológico ofrecido por este. Ese balance se da cuando iglesia confía en su seminario y apoya su gestión educativa, sin prejuicios de ninguna clase. De este modo, si el personal docente se siente respaldado por la iglesia, la tarea de formar a las nuevas generaciones de pastores será más factible.

Ahora toca a todas las personas involucradas en esta relación iglesia-seminario, jugar un papel decoroso donde el interés por la obra del Señor prevalezca. Acá también desempeñan un papel decisivo las disciplinas espirituales, tales como la oración, el compromiso y la sumisión a la voluntad de Dios. Esto hará que pastores y educadores caminen juntos en cooperación y respeto mutuo. Al fin y al cabo, todos son obreros útiles en la obra de Dios.

TIEMPO DE TRANSICION EN SEBIPCA

En tiempos de transición no se debe sobre enfatizar el presente sobre el pasado, ni el pasado sobre el presente. Ambas generaciones han sido y seguirán siendo claves en el alcance de las metas de la institución. Con respecto a los cambios generacionales, el apóstol Pablo escribió:

“Yo planté, Apolos regó, pero el crecimiento lo ha dado Dios”

(1Cor. 3:6).

Este texto muestra cómo debe ser la actitud de la comunidad sebipcana al estudiar sobre la importancia de todos los líderes que han servido fielmente a la institución. Cada uno, en sus dones y capacidades, invirtió el mejor esfuerzo de su vida y ministerio. De ninguna manera, se debe comparar a las generaciones anteriores con las actuales, de eso se encarga Dios. El servicio de todos los miembros del cuerpo de Cristo se expande consiguiendo grandes avances para el reino de Dios. Luego entonces, todos contribuyen importantemente a esta obra de Dios.

Han pasado dos décadas desde que SEBIPCA fue organizado como la institución superior de educación teológica para Centro América. Por sus aulas de clase han pasado varias generaciones de estudiantes que han enriquecido el nivel académico y el liderazgo del seminario. De igual manera, la iglesia en el área se ha nutrido de líderes capacitados que han contribuido decididamente con el avance de la obra del Señor.

En la década que comenzamos, SEBIPCA es desafiado a alcanzar otros niveles de excelencia. Para ello ha sido necesario añadir nuevos programas que respondan a las necesidades de la iglesia y la comunidad donde ministra. Tanto el personal docente como administrativo son conscientes de la gran responsabilidad que el Señor ha delegado en ellos para continuar creciendo a medida que la institución avanza.

Además, es importante destacar la contribución de las autoridades eclesiales a favor del seminario. Los obispos nacionales, territoriales y, especialmente los pastores, han sido claves en el fortalecimiento de la visión y ministerio del SEBIPCA. Estos han depositado su confianza en la junta directiva del seminario que trabaja brazo a brazo con el presidente. La cooperación entre todas las partes involucradas es clave para avanzar con paso firme hacia un futuro incierto, pero con las esperanzas puestas en Cristo Jesús, quien claramente expresó, “Yo edificaré mi iglesia” (Mt 16:18).

Mensaje de Bienvenida

Nos complace presentarles al Seminario Bíblico Pentecostal Centroamericano (SEBIPCA).

Con mucha gratitud podemos afirmar que Dios ha sido bueno con este centro de formación teológica y ministerial. Por un espacio de 20 años, SEBIPCA ha formado a pastores y líderes que sirven al cuerpo de Cristo en diferentes lugares y capacidades. Nuestros estudiantes vienen de todos los países de Centroamérica y son seleccionados cuidadosamente por sus autoridades espirituales. Durante el tiempo de sus estudios, los estudiantes aprenden nuevas destrezas y tienen múltiples oportunidades para la práctica de sus talentos.

SEBIPCA sirve sus programas en línea, pero también mantiene un número de estudiantes en residencia. Esa combinación híbrida nos permite alcanzar a la mayor cantidad de estudiantes posibles. Todos nuestros programas académicos son acreditados y servidos por teólogos y profesionales especializados, que transmiten conocimiento y práctica ministerial con excelencia y alto sentido de profesionalismo.

Además, SEBIPCA mantiene una relación fraternal de unidad cooperación con los seminarios de cada país a través de la Alianza para la Educación de Centro América (ALECA). Eso hace que haya una excelente comunicación y cooperación entre las diferentes instituciones teológicas del área.

SEBIPCA también cuenta con el apoyo de los supervisores y territorios administrativos de Centro América. Esa relación permite que el seminario sea reconocido como el brazo de educación superior de la Iglesia de Dios en la región.

En SEBIPCA encontrarás un ambiente de amor y cooperación. Todo el personal docente y administrativo trabaja diligentemente en busca de la excelencia en sus relaciones y su servicio a la comunidad sebipcana. Para más información sobre nuestros programas y oportunidades de estudio haga un recorrido por los diferentes sectores de nuestra website. 

Bienvenidos a la ‘Escuela de Xela’.


×

¡Hola!

Presiona en el contacto de WhatsApp que está abajo o envíanos un email a comunicaciones@sebipca.org

×