EXCELENCIA EN LA FORMACION PASTORAL

EXCELENCIA EN LA FORMACION PASTORAL

Son muchas las demandas y necesidades en la formación de los pastores. El mundo continúa cambiando vertiginosamente. La abundancia de información en la internet causa que los pastores y nuestra gente reaccionen de diferentes y variadas maneras en respuesta tal situación. De igual forma, los seminarios continúan siendo afectados por el exceso de información de nuestro tiempo, lo que genera la inquietud de desarrollar una capacidad de discernimiento mucho más aguda que antes. Tal parece que la necesidad más grande de hoy no es adquirir conocimiento, sino más bien la capacidad de discernir qué es lo que conviene retener o desechar en el proceso de formación ministerial.

Estamos arribando a la tercera década del siglo XXI y en este tiempo la información será mucho más abundante que en el pasado. Ante esta situación se necesita una docencia que sea capaz de manejar el equilibrio entre lo que conviene o no conviene retener en nuestras aulas, sean estas presenciales o virtuales. Esto último demanda mucho cuidado en la elaboración del currículo y mayor rigurosidad en la formación académica de los pastores. Es probable que estemos a punto de plantearnos una supervisión más participante en la calidad de nuestra docencia.

Oficina, Negocio, Contador, Contabilidad, Portátil

Nuestra educación también debe mostrar credibilidad académica. Para lograr este objetivo la iglesia y las instituciones teológicas deberán invertir inteligente y responsablemente más recursos en la formación de los docentes. Vivimos en un tiempo donde proliferan instituciones falsas que ofrecen diplomas con títulos grandes, pero sin ningún respaldo académico. Algunos de nuestros pastores son víctimas de esa trampa debido la necesidad de un título que ofrezca credibilidad a su gestión ministerial. Esa falta de acreditación es obvia, pero la situación se complica cuando a esas personas se les permite enseñar en nuestras instituciones. 

Nuestros pastores son el mejor ejemplo de la calidad de nuestra educación teológica. Acá está la fórmula para medir el éxito o el fracaso de nuestra instrucción educativa. Un pastor que se formó en nuestras aulas debería ser capaz de mostrar lo que aprendió, en el mismo campo de la práctica. En referencia a esto último se puede decir que, a mayor tiempo y nivel de formación, mayor eficiencia debería observarse en el ministerio de nuestros egresados. Por supuesto, también está el problema de que algunos egresados del seminario no son tomados en cuenta por sus líderes. Algunos supervisores optan por quitarles el apoyo y los dejan en el aire, desaprovechando así un buen recurso que podría contribuir con el mejoramiento del perfil pastoral de su territorio.

La Oración, Biblia, Cristiano, Manos Juntas, Religión

Aquí también hay que agregar que, para mantener un perfil pastoral saludable, necesitamos practicar nuestros principios doctrinales, teológicos y ministeriales tal y como lo enseña nuestra fe pentecostal. Sin duda, para continuar creciendo y expandiendo nuestro su radio de acción nuestros pastores necesitan observar las prácticas espirituales que hacen a nuestro movimiento efectivo en la comunidad. Por estas y otras razones, reconozcamos las necesidades de nuestro tiempo, seamos sabios y entendidos al replantearnos el tipo de formación más adecuado para nuestros estudiantes y mantengamos vivas las enseñanzas pentecostales en nuestra formación de pastoral. Esto es parte de nuestro compromiso con la excelencia educativa.

6 comentarios

Suly Marlen Osorio Machado Publicado el4:32 am - mayo 19, 2020

Gracias Pastor Miguel, por la motivación de que los pastores tengamos una excelente educación para realizar el trabajo del señor con excelencia y poner en práctica lo aprendido en las aulas, en la iglesia y la comunidad donde Dios nos tiene como sus representantes.

    Dr. Miguel Álvarez Publicado el6:56 pm - junio 1, 2020

    Nuestra misión está ligada al progreso y el éxito de los pastores. Puede contar con nosotros para ese propósito. Muchas bendiciones.

    Dr. Miguel Álvarez Publicado el1:42 am - junio 10, 2020

    Por supuesto, Suly, si SEBIPCA logra esa meta habría alcanzado su misión más deseada. La edificación de la iglesia y la transformación de la comunidad son las metas más enfocadas en nuestro servicio educativo.

HENRY PÉREZ Publicado el6:23 pm - mayo 20, 2020

Desafiante!!!! Gracias Pastor por sus aportes significativos a la iglesia y su gente.

    Dr. Miguel Álvarez Publicado el6:54 pm - junio 1, 2020

    Gracias Henry, estamos desafiados a continuar mejorando. Muchos saludos.

    Dr. Miguel Álvarez Publicado el1:38 am - junio 10, 2020

    Gracias Henry. La misión de SEBIPCA es educar a la iglesia, a sus líderes y miembros. El aprendizaje conlleva desafíos y oportunidades para crecer y madurar en la fe.

Deja un comentario

×

¡Hola!

Presiona en el contacto de WhatsApp que está abajo o envíanos un email a comunicaciones@sebipca.org

×